martes, 14 de junio de 2016

Ante todo poeta.
Añoramos la vida errante,
La repentina noche de los locos
Viviendo en la intemperie de la memoria.
El tráfico nos deleita observando
La voz guardada del ave caída,
Y los dedos de la mano que aún nos quedan.
Tu voz está bebiéndome en mares de perfil,
Mares en los que siento,
Mares en los que puedo sumergirme en los nudos de la palabra.
Puedo alimentarme de la rabia,
Del odio y del llanto,
Del gemido de placer en los cristales.
Los abismos que te lloran.
Tu boca.
Me refiero a la poesía
Me refiero a los pétalos de muerte que sobrevuelan palacios de lluvia en un bosque.
Me refiero a la maldad.
Patios deshabitados
como un fin del mundo.
Me deshago en ella,
en todas las mujeres que la habitan
Y la pienso y la escribo.
Ante todo, poeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada