viernes, 15 de julio de 2016

Podemos anticiparnos a la mañana hoy,
prevenir nuestro escape
y dominarnos
dando brazadas sobre el agua.
Permanecer así
en la panorámica del silencio.
El mar funciona como la rueda.
Desde su interior las nubes hablan.
Todo lleva el color del hierro.
Ha causado un levantamiento de tierra
acercarnos sin protección
a la memoria.
Un pájaro que ha cantado
su última melodía consciente antes de ser
se ha anticipado esta mañana
al verso que antecede a la palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada