viernes, 5 de agosto de 2016

Es, (Cómo explicarlo)
igual que las noches solitarias de verano,
con la lengua dormida
y las manos hundidas en la arena.
Aún se puede contemplar así,
en el fondo oscuro,
mientras lentamente resucitamos,
una bolsa con estrellas que brillan
en la rectitud de la noche.
Es, (Cómo explicarlo)
me falta una pieza de alma,
un espejo en la boca del corazón,
un cristal anclado en la sangre,
se me ha perdido
en la noche Ateniense,
en el hostal amarillento de un sueño
o en las manos de un demon.
Es, (Cómo explicarlo)
la necesidad de constante partida,
de verse lejos,
en la tristeza de Viena
y despertarse así, sabiendo que aún
la saliva sigue caliente
y que somos nosotros.
Es, (Cómo explicarlo)
reconstruirse,
tomar las piezas que han quedado
repartidas por el suelo,
un tímpano, una clavícula,
y comenzar a reparar sus capacidades.
Utilizar la fuerza de un imán,
y que el proceso sea rápido.
Es, (Cómo explicarlo)
una vez curado,
es probable que sintamos extrañeza
al ver un recuerdo
o un órgano latir
en un lugar muy distinto
al que acostumbramos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada